Make your own free website on Tripod.com
  
   Index

IntroVenezuela

Regions-Vzla

States-Vzla

Maps-Vzla

Circuits&Tours

EcoTravel-Agcy

Travel-Agcy-Int

Accommodations

Posadas

Camps

Hotels

Restaurants

Beachs

Caribe-Islands

Los Andes

Amazonas

Guayana

Los Llanos

Gran-Sabana

Central-Zone

Western-Zone

Orinoco-Delta

Paria-Peninsula
Los Roques

Road-Maps

Nat-Parks

Nat-Monuments

Protected-Areas

Nature-Calendar

Eco-Routes-Maps

Birdwatching

Extinction

Animals-Vzla

Birds

Archaelogy

Pobladores

Etnic-Indians

History

Geography

Traditions

Folklore

Dances

Fiestas

Music

Artesanias

Popular-Paints

Ceramics

Feeding

Gastronomy

Culture

Zoology

Botany

Climatology

Ecology

Eco-Ring-Funds

Assignment

Gallery-Photos

Inside-Vzla

By Roads

Xtreme-Adventure

Mountain-Tourism

Climbing

Bass-Fish

Deep-Fish

Mountain-Bike

Expeditions

Wellness-Tourism

Scuba-Diving

Sailship-Tourism

Travel-Desk

Associates

Web-Stores

Shopping-90Stores

e-commerce

Yellow Pags

Download

Free email

Free News

Useful-Links

Intnal-Flights

Tourist-Service

Travel-Links

Eco-Travel-Lat Am
Green-Travels

Heritage

Eco-World

Eco-Links

Directory

Glossary

Pubilc-Library

e-learning

Articles

Join&Sell

Forums

Guestbook

Live-Chat

Class-Aids

Vote-Caster

Greetings-Card

Tell a Friend 

Financial-Tools

News-World

Web-Forum

Stock-Market

Add-Links

Feedback-form

Faqs

Contact-Us

ICQ

Home

 




Sanare en bicicleta

Por: Carlos Díaz

Bitácora
Ruta: Caracas- Barquisimeto-Sanare
Equipo: Francisco, Gilberto, Rosalba, Raúl, Calvin, Wilfredo, Neri y Carlos.
Partida: 22 de Julio de 2000
Regreso: 25 de Julio de 2000
Lema: "La plenitud de la vida no está en alcanzar lo que anhelas, sino en valorar
lo que tienes"

Sábado 23, día de pinchazos

Viajamos el día anterior desde Caracas. Al llegar a Sanare, nos esperaba Eligio 
quien fue el guía de apoyo al paseo. Llegó bien temprano, pero empezó a llover y 
el frío se intensificaba. Cuando medio escampó salimos de Sanare. Empezamos el 
recorrido de 60 kilómetros a través del pueblo. Tomamos nuestro primer camino 
de tierra y ahí ya empezaron los problemas. Francisco quien era la primera vez 
que se colocaba zapatos de acople rápido tipo clip, empezó a darse trancazos en 
los primeros 30 minutos desde que salimos. Llegamos al caserío del Yay, el cují, 
el cactus y el cardón abundaban en la zona. Allí también nos encontramos con un 
segundo inconveniente cuando a Jorge se le rompieron seis rayos, como 
consecuencia de golpear la bicicleta contra el suelo para que el barro acumulado 
en los cauchos saliera, pero se ajustó el rin y pudo continuar la marcha.

El camino se hacía más difícil en cuanto al manejo y Francisco y Wilfredo 
empezaron a retrasarse. Francisco aún no encontraba como zafarse de los 
pedales y se caía entre las matas de cujíes, además de ganarse un esguince en 
uno de los tobillos y un pinchazo. La reparamos con algo de problemas ya que 
tuvimos que romper la tripa para sacarla del rin porque al gusanillo no se le podía 
quitar la tuerca del seguro. Luego pinchó Wilfredo, a quien también le reparamos 
la tripa de su caballo de metal.

Llegamos a El Tocuyo al cabo de dos horas y media, bajo un fuerte aguacero. 
Después de comer, agarramos la vía Hato Arriba. Francisco abandonó la 
aventura por la lesión del tobillo, pero le prestó la bicicleta a Jorge para continuar 
con un mejor equipo. Pasamos sobre la carretera el embalse de Dos Cerritos y 
llegamos al punto donde nos salimos de la carretera de asfalto para tomar de 
nuevo la carretera de tierra. 
Al principio el camino estaba bien compacto para los 30 kilómetros que nos 
tocaba, no hacía sol. A medida que subíamos, el barro empezó a pegarse cada 
vez más en los cauchos y esto nos impedía avanzar por lo resbaladizo del terreno.


Calvin, Juan con su "power gel doble cafeína" y yo íbamos delante del grupo. 
Jorge apenas unos minutos más atrás. Desde arriba se podía ver a Rosalba y 
Gilberto caminando unos dos kilómetros por detrás. El barro estaba haciendo de 
las suyas. Seguimos un rato y la situación empeoraba, pues aparentemente un 
"patrol" raspó la carretera para aplanarla y ese era el motivo principal de tanto 
lodo.

Abortamos el recorrido y nos devolvimos a donde estaban los últimos para que se 
montaran en la camioneta y así dar por concluido el día de bicicleta. Nos faltaban 
20 kilómetros y estábamos haciendo un promedio de cinco kilómetros por hora. Es 
decir, cuatro horas más de recorrido y ya eran las 4 de la tarde. A ese ritmo 
llegaríamos a las 8 de la noche. 

El equipo iba en la camioneta mientras yo tomé la bicicleta de Francisco y 
continué pedaleando. Ya el terreno había mejorado pues esta área no la 
aplanaron. En una hora aproximadamente alcancé a Juan quien estaba parado
contemplando el bello atardecer que queda después de una intensa lluvia, se 
podía apreciar la ciudad de Barquisimeto que estaba a 80 kilómetros de
distancia. Las tonalidades de anaranjado y azul eran inigualables, como toda zona 
crepuscular.

Llegamos a las siete de la noche a las Cocuizas, el punto de campamento era
alrededor de la casa de la Sra. Clodomira quien nos la puso a su
disposición, con regadera, baño y un pequeño establo con techo de zinc para
establecer nuestra cocina y comedor. Además, un cuarto en donde 8 personas
dormimos cómodamente. Tuvimos una cena formidable con pinchos de carne, 
pollo y tocino, por otro lado pasta y hasta una botella de vino importado. Fue un 
campamento de lujo.

Domingo 23, como en Suiza

Salimos a las 9:00 de la mañana. El sol estaba radiante y la luz a tempranas horas 
pasó de un anaranjado intenso a un blanco penetrante. La atmósfera estaba tan 
limpia que con la luz los colores resaltaban con un contraste irreal. Parecía un 
paisaje suizo, que contrastaba con las condiciones meteorológicas del día 
anterior.
Salimos casi todos al mismo tiempo ya que Raúl, previo aviso, se había 
adelantado con la intención de que lo atajáramos poco a poco por no rodar bien su 
bicicleta. Pasamos el "Alto del Potrero" a unos seis kilómetros. Todo lucia 
perfecto. Llegamos al "Hato Arriba", seguimos nuestro recorrido hacia La Peña y 
seguidamente buscaríamos La Fila de Paramito a unos 2800 metros de altitud. 
Fueron estos nueve kilómetros de subida que acabó con nuestras reservas, todos 
íbamos a un paso muy conservador ya que era aproximadamente una hora de 
subida y la gasolina se estaba acabando. Juan y Wilfredo claudicaron y se 
montaron en la camioneta. Hacía frío y mucho viento. Francisco 
sorprendentemente pasó a Juan, a Rosalba quien es una competidora formal, a 
Gilberto y a mí. Llegamos al punto más alto de nuestro recorrido donde hicimos 
una parada para comer.

Continuamos el recorrido y entramos al parque Nacional Dinira que destaca por su 
abundante vegetación. De nuevo creí que estaba en Suiza. De pronto en una
curva que parecía cortarse para terminar en un precipicio se contemplaban los 
valles de Quibor y Carora. Era un espectáculo. La visibilidad era tal que podías ver 
la Sierra de San Luis en Falcón. La luz daba unas tonalidades anaranjadas 
bellísimas y sencillamente estabas al frente de una postal tridimensional única. 

Se acercaba la bajada culminante. Calvin y yo teníamos un "pique" por ver quien 
rodaba mejor y en menor tiempo. Las paradas fueron múltiples hasta que llegó "el 
reto final". Un descenso de veinte kilómetros continuos. Gilberto y yo nos 
agarramos el reto de ver quien bajaba mejor, alcanzamos 73 Km por hora. 
Fue una distracción ver como cambiaba la vegetación y la temperatura en la 
medida que nos acercábamos a la ciudad trujillana de Carache. Todos llegamos 
en un solo grupo y sentimos el triunfo del compañerismo, al estrechar las manos, 
en la propia Plaza Bolívar de Carache al frente de la Catedral. Para el equipo fue 
tremenda ruta. Finalmente salimos al siguiente día a las 6:00 de la mañana vía 
Sanare a buscar los carros para continuar a Caracas. 
La moraleja que se repite en cada ruta que hacemos en bicicleta montañera es 
que siempre se presentarán eventualidades. El tomar la mayor cantidad de 
precauciones sólo minimiza las posibilidades de incidentes, pero no los elimina del 
todo.


Organizador:

Carlos Díaz es piloto comercial y en algunos de sus vuelos observa sitios
que puedan ofrecer buenos atractivos para trazar una ruta en bicicleta
montañera o en 4x4. Él organiza este tipo de paseos y envía sus invitaciones por 
correo electrónico. Si quieres pertenecer a esta lista escribe a 
periquito@cantv.net. o puedes llamarlo al 02 7316717 ó 016 6281252.
Agradecimientos al Dr. Eduardo Troconis quien dio referencias sobre parte de
esta ruta.


 

 

 

 

 

 


Indice de Secciones: 

Indice - Alpinismo - Kite Surf - Mountain Bike - Mundo Perdido - Parapente - Submarinismo


 

 

 

Please E-mail to Us    President's Mobile House-(Trailer) On Assignment Work

 

 

 

 

 

This quality site by xabier amezaga belongs to the ecotourism ring an international association of genuine Ecotourism Sites.

Ecology

Join here!

Some Source of content and references in this Publication from:: Audubon, Think-Venezuela,Greenpeace,Miro-popic,Marn, Fondoturismo, Diccionario Historia Polar,OneEarth